César Sarachu: “El poder tiene esa tendencia a la corrupción, es inevitable”

FOTO: RAFA MOLINA

César Sarachu (Baracaldo, 1958) tiene uno de esos portes que destilan una gran vida interior, pero así, como si nada, como si no fuera con él. Parece atesorar una cantidad de vida, de pensamientos en su cabeza que cuando le miras puedes llegar a pensar que hace un buen rato que nos ha abandonado. Pero no. César está ahí, atento. Y según cuenta, personajes como Esteban de En la Orilla, la obra de Rafael Chirbes que protagoniza y cuyo estreno absoluto tiene como escenario el Teatro Principal de Alicante, le llevan a ese estado de ensoñación que en muchas ocasiones le tiene más allá que aquí: “El otro día iba a prepararme un poco de pasta, y bueno iba a coger los macarrones y de repente dije… ¿Uy, qué iba a hacer yo? Y luego ya cogí los macarrones y luego otra vez ¿Uy, pero qué iba a hacer yo?” Será su intensidad a la hora de interpretar, será su sabiduría y ese aire de que le dé todo un poco igual. Pero Sarachu dota a sus personajes de algo especial, de algo diferente, no es solo su aspecto es como dota a aquellos a los que interpreta de un halo especial. Será porque ha conocido mundo, será porque ha vivido en un país como Suecia. Sea como sea, su afabilidad, su simpatía, su desapego y su calidad como actor le han llevado a que Adolfo Fernández se fijase en él para encabezar el reparto de la adaptación teatral de la obra de Chirbes En la Orilla.

-A pesar de que tu presencia en el cine y la televisión en España es constante en estos últimos años, tu trabajo teatral se ha centrado principalmente en tu vinculación con la compañía Unga Klara de Estocolmo. ¿Cómo surge este proyecto con Adolfo Fernández?

-Nosotros nos conocíamos, habíamos trabajado juntos. Pero puede ser que fuese por el año 90, por ahí. Lo que ocurre es que yo vine luego a Madrid, al Festival de Otoño con una obra que había hecho en Londres, que se llamaba El Maestro y Margarita, versión de la obra de Bulgakov, ahí me volvió a ver y creo que ahí, dijo “hombre… César”…  Y creo que fue también un poco como el momento en el que yo decidí volver a trabajar aquí en España. Fue Adolfo quien me comentó que estaba pensando hacer una versión teatral de En la Orilla. Yo no lo había leído, la verdad, no lo había leído. Fue a partir de entonces, porque lo que me contó me pareció interesante, que lo empecé leer,  También su obra Los viejos amigos, algún ensayo…   Me pareció una gran obra cuando la leí. Me interesó el proyecto y le dije que sí, y que me gustaría mucho trabajar con ese texto. Y así fue. Luego empezamos a trabajar. Pasó el tiempo claro, porque ha llevado un tiempo conseguir la producción.

-¿Cuál ha sido el cimiento principal sobre el que has construido este “Esteban” teatral?

-Me baso sobre todo en la novela, Ángel Solo y Adolfo han hecho la versión con la que estamos trabajando. Aparte está la novela. La novela es un material que … vamos, ahí tengo todo lo que necesito y más, Esteban es el personaje que va llevando la historia, el que lleva la narración, y siendo Chirbes el grandísimo escritor que es… Como va dibujando este personajes tal como es él y su relación con el resto de personajes; su punto de vista. Lo que tú ves ahí, lo que él dice, y después lo que uno como observador considera que puede ser más verdad o más mentira; dónde él,  digamos,  está siendo más honesto o menos honesto. Sus partes positivas y negativas. Además lo describe con una literatura con una lengua que es tan brillante… Yo siento que ahora que estamos llegando al estreno, te diría que estoy empezando con el personaje. Todavía hay una cantidad de material para ir trabajándolo, para ir incorporándolo, que… vamos… Te diría que es riquísima la novela, no hay necesidad de buscar más allá. Un proyecto de teatro para mí siempre es así. El primer contacto es conocer el texto. Ese texto lo vas relacionando con otro. Comienzas a meterte en todo lo que es el contexto, la época. El momento, la sociedad, dependiendo de qué momento sea. Luego empiezan los ensayos. Pero claro, una buena obra, un buen personaje necesitas tiempo para ir entendiéndolo, vas quitando capas, vas intentando meterte en ello, entenderlo.

-¿Luego el personaje de Esteban está todavía en creación , en proceso de desarrollo, se está forjando aunque está ya ahí el estreno?

-Todo es un proceso, y el estreno es una parte de ese proceso, una parte importante, porque es el momento en el que vas a poner eso que llevas trabajado tanto tiempo en contacto con el público, y eso te va a dar nuevas pistas. Nuevos puntos de vista, nuevas orientaciones. Luego también pues el hecho de ir actuando, si hay suerte claro, y puedes ir teniendo funciones. Todo buen personaje nunca acabas de… yo por lo menos, mi manera de trabajarlo… yo no voy a decir nunca: esto ya está. Al contrario, siempre dejar la puerta abierta a seguir trabajando, vamos a seguir sintiendo, vamos a ver lo qué pasa. Vamos a ver con qué nos sorprende el personaje cada día. Y en ese sentido… Esteban… Buah!!! Yo estoy en un punto, en el del estreno. Pero yo estoy convencido, creo que cuando lleguemos a la función 30 quizás empiece a tener cierta claridad. Nunca se acaba, nunca se acaba. Y ya te digo, un estreno para mí un punto de partida, nunca una llegada, nunca un final para la construcción del personaje. Para decir, a partir de aquí seguimos, seguimos.

MÄS en: http://alicanteplaza.es/CsarSarachuElpodertieneesatendenciaalacorrupcinesinevitable

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s