2000 Maniacos descubre a Omar Khan

Pakistán, además de ser un país donde fácilmente puedes perder la paciencia, es también un país que no deja de sorprenderte. ¡Menos mal! Sabido es que, como contrapartida a la industria cinematográfica de la vecina India, Pakistán desarrolló, sobre todo durante los años 60 y 70 una prometedora industria fílmica. Los principales estudios estaban en Lahore y en Karachi, y todavía siguen ahí pero han perdido parte de su esplendor. Y su meca del cine fue conocida como Lollywood, para poner tierra de por medio con la industria india, con Bollywood. 1-bienvenida

Las películas de terror y cercanas al cine conocido como “gore” florecieron durante los 70 y los 80, y todavía hoy siguen siendo parte de la producción cinematográfica paquistaní, sobre todo cintas filmadas en lengua pastún, hablada en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, en las agencias tribales y en parte de Afganistán.

Un caso excepcional, por la fecha de producción y por cómo salvó la censura cinematográfica impuesta por esta república islámica que es Pakistán, es el de Omar Khan. Omar nació en Londres. De niño pronto se aficionó por el cine de terror. Y con los años se convirtió en crítico cinematográfico  y, por amor al arte, en realizador de un solo, pero impactante film:  Zibahkhana  es su título en urdu, lengua oficial de Paquistán. Hell’s Ground es como fue traducido y cómo es conocida en todo el mundo.

4-omar ali khan estrella mundial

Chicos que van a un concierto de rock -cosa rara hoy en día en Pakistán- que fuman porros, que van vestidos con camisetas y vaqueros. Chicas que no ocultan sus curvas ni cubren sus cabellos con ningún velo. Un grupo de amigos que, como en toda buena película del género que se precie, acaban perdidos en medio del bosque, y en busca de ayuda encuentran el terror en estado puro. Un asesino transexual que va cubierto con una burka. Y en medio de todo este percal Omar es capaz de deslizar una sútil crítica a la sociedad paquistaní y a las diferencia que supone en una república islámica ser musulmán suní, chií o cristiano. O simplemente no creer en nada e intentar ser feliz, disfrutar de la juventud.

Una cinta con una producción muy lograda para un filme financiado con los propios ahorros de Omar. Eso sí, contó con el inestimable apoyo de Tobe Hopper, cabeza visible de Mondo Macabro y realizador de cine de vísceras y sangre a go-go.

3-paki top-10 horror y bizarro

En cuanto le comenté a Manuel Valencia, alma mater de 2000 MANIACOS  la revista de cine fantástico, picantón y bizarro más importante y longeva de España, de la existencia de esta película y de la posibilidad de entrevistar a su director, que vive a caballo entre Islamabad, Lahore y Londres, no lo dudó dos veces. Me encargó este trabajo que ahora acaba de ser publicado en el último número de esta publicación que cumple su 25 aniversario. ¡Viva el Mal! ¡Viva el Capital! ¡Viva la sangre a borbotones! Y por qué no:¡Pakistan Zindabad! -o lo que es lo mismo- ¡Larga Vida a Pakistán! ¡Larga vida al cine canalla que es capaz de saltar por encima del fundamentalismo islámico!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s